Membranas: ¿qué son y cómo se clasifican?


En este artículo se pretende definir qué es una membrana y describir la clasificación de las membranas.

Las membranas son láminas de tejido flexible que revisten alguna parte del cuerpo. La combinación de una capa epitelial y una capa de tejido conectivo constituye un epitelio. Las principales capas epiteliales con las mucosas, las serosas y la piel. Otro tipo de membrana, la sinovial, rodea las articulaciones y contiene tejido conectivo pero no tejido epitelial.


Epitelios

Mucosa

Las mucosas tapizan las cavidades corporales que se hallan abiertas directamente al exterior. Revisten la totalidad del tubo digestivo, de las vías respiratorias y reproductivas y una parte considerable de las vías urinarias. Constan de una capa de revestimiento epitelial y una capa subyacente de tejido conectivo.

La capa epitelial de la mucosa es una característica importante de los mecanismos de defensa, porque constituye una barrera difícil de franquear para los microorganismos patógenos. Normalmente, las uniones estrechas conectan a las células de modo que las sustancias no puedan escurrirse entre ellas. Las células calciformes y otras células de la capa epitelial de la mucosa secretan moco y este líquido viscoso mantiene húmedas las cavidades. También atrapan partículas en los conductos respiratorios y lubrica el alimento a medida que progresa a través del tubo digestivo.

Además, la capa epitelial secreta algunas enzimas necesarias para la digestión y es el sitio del tubo digestivo donde se absorben los alimentos y los líquidos. El epitelio de las mucosas varía en gran medida según las partes del cuerpo. Por ejemplo, el epitelio de la mucosa del intestino delgado es cilíndrico simple no ciliado y el de las vías aéreas es seudoestratificado cilíndrico ciliado.



La capa de tejido conectivo de la mucosa es tejido conectivo areolar y recibe el nombre de lámina propia porque pertenece a las mucosas. La lámina propia sostiene al epitelio, lo une a las estructuras subyacentes y le brinda cierta flexibilidad. Además contiene los vasos sanguíneos y protege de la abrasión o la punción a los músculos subyacentes. El oxígeno y los nutrientes se difunden desde la lámina propia hacia el epitelio que la cubre, y el dióxido de carbono y los desechos lo hacen en la dirección opuesta.

Serosa



Las serosas (acuosas) tapizan las cavidades corporales que no se hallan abiertas directamente al exterior y cubren los órganos que están en el interior de cavidades. Las serosas están compuestas por tejido conectivo areolar revestido de mesotelio (epitelio pavimentoso simple).

Constan de dos capas. La capa adosada a la pared de la cavidad se denomina lámina parietal y la capa que se adhiere y cubre al órgano situado dentro de la cavidad recibe el nombre de lámina visceral. El mesotelio de la serosa secreta líquido seroso, de consistencia acuosa, qe lubrica y le permite a los órganos deslizarse más fácilmente entre sí o contra las paredes de las cavidades.

La serosa que tapiza la cavidad torácica y recubre los pulmones se denomina pleura. La que reviste la cavidad cardíaca y cubre al corazón se denomina pericardio. La que tapiza la cavidad abdominal y reviste a los órganos abdominales se llama peritoneo.

Piel



La piel cubre la superficie del cuerpo y se compone de una porción superficial llamada epidermis y una porción más profunda denominada dermis. La epidermis está constituida por epitelio pavimentoso estratificado queratinizado, que protege a los tejidos subyacentes. Por su parte, la dermis está formada por tejido conectivo (tejido conectivo areolar y tejido conectivo denso irregular).

Sinoviales



Las sinoviales revisten las cavidades articulares. Al igual que las serosas, las sinoviales tapizan estructuras que no se abren al exterior. A diferencia de las mucosas, las serosas y la piel, las sinoviales carecen de epitelio y por esta razón no son tejidos epiteliales. Las sinoviales presentan una capa discontinua de células llamadas sinoviocitos, los cuales están cerca de la cavidad sinovial (espacio entre los huesos) y una capa de tejido conectivo (areolar y adiposo) por debajo de aquellos. Los sinoviocitos secretan algunos componentes del líquido sinovial.

El líquido sinocial o sinovia lubrica y nutre al cartílago que recubre los huesos en las articulaciones móviles y contiene macrófagos que eliminan microorganismos y residuos de la cavidad articular.

Artículos de interés

0 comentarios

Recibe actualizaciones en tu e-mail

Búsqueda personalizada

Suscríbete


Recibe nuevos artículos en tu correo

Síguenos en Facebook