Formación y desarrollo del corazón


Escuchar por primera vez el latido cardíaco del feto es un momento inolvidable para los futuros padres, pero también es una importante herramienta diagnóstica. El aparato cardiovascular es uno de los primeros en formarse en el embrión, y el corazón es el primer órgano funcionante. Este orden en el desarrollo es esencial, debido que el embrión crece tan rápido que necesita obtener oxígeno y nutrientes y eliminar los desechos.

El desarrollo del corazón es un proceso complejo, y una interrupción en cualquiera de sus etapas puede producir enfermedades cardíacas congénitas (presentes al nacimiento). Estas enfermedades son responsables de casi la mitad de las muertes por malformaciones congénitas.

El corazón comienza su desarrollo a partir del mesodermo, 18 o 19 días después de la fertilización. Se desarrolla a partir de un grupo de células mesodérmicas ubicadas en el polo cefálico del embrión, denominado campo cardiogénico.



En respuesta a las señales provenientes del endodermo subyacente, el mesodermo del área cardiogénica forma un par de tiras alargadas: las cuerdas cardiogénicas. En seguida estas cuerdas ahuecan y se transforman en los tubos endocárdicos.

Con el plegamiento lateral del embrión, en el día 21 posfertilización, los tubos endocárdicos comienzan a aproximarse y terminan fusionándose en un único tubo, denominado tubo cardíaco primitivo.



En el vigésimosegundo día de vida, el tubo cardíaco primitivo se diferencia en cinco regiones diferentes y comienza a bombear sangre. Desde el extremo caudal al rostral (y en la dirección del flujo sanguíneo) dichas regiones son: 1) seno venoso, 2) aurícula primitiva, 3) ventrículo primitivo, 4) bulbo cardíaco, y 5) tronco arterioso.

El seno venoso inicialmente recibe la sangre proveniente de todas las venas embrionarias; la contracción cardíaca comienza en esta región y se extiende secuencialmente hacia las otras regiones. Por lo tanto, en esta etapa el corazón consiste en una serie de regiones impares. La evolución futura de las cinco regiones es la siguiente:

1. El seno venoso originará parte de la aurícula derecha, el seno coronario y el nodo sinoauricular.

2. La aurícula primitiva va a originar parte de la aurícula derecha y de la aurícula derecha.

3. El ventrículo primitivo da origen al ventrículo izquierdo.

4. El bulbo cardíaco origina el ventrículo derecho.

5. El tronco arterioso da origen a la aorta ascendente y al tronco pulmonar.

El día 23, el tubo cardíaco primitivo se elonga. Debido a que el bulbo cardíaco y el ventrículo crecen más que las otras partes del tubo y como la aurícula primitiva y los extremos venosos están encerrados por el pericardio, el tubo comienza a arquearse y plegarse. Al comienzo, toma una forma de U, que luego se hace una S. como resultado de estos movimientos, que se completan el día 28, las aurículas y ventrículos del futuro corazón se reorientan para asumir su posición adulta final.

Las etapas restantes del desarrollo cardíaco incluyen la reconstrucción de las cámaras cardíacas y la formación de los tabiques y válvulas para originar un corazón de cuatro cámaras.



Para el día 28 aparecen engrosamientos de la capa más interna del mesodermo, denominados almohadillas endocárdicas. Estas almohadillas crecen una hacia la otra, se fusionan y dividen el canal auriculoventricular común en dos canales auriculoventriculares más pequeños, uno derecho y uno izquierdo. También el tabique interauricular comienza su crecimiento hacia las almohadillas endocárdicas, de manera tal que, cuando el tabique y las almohadillas se fusionan, forman el tabique interauricular, en el cual se desarrolla una apertura, el foramen oval.



El septo interauricular divide a la región auricular en una aurícula derecha y una izquierda. Antes del nacimiento, el foramen oval permite que la sangre que llega a la aurícula derecha pueda pasar a la aurícula izquierda. Luego del nacimiento, este formen se cierra y, por lo tanto, el tabique interauricular queda separando completamente a las aurículas entre sí. El remanente del foramen oval es la fosa oval.

La formación del septum interventricular divide a la región ventricular en dos ventrículos: uno derecho y uno izquierdo. La división del canal auriculoventricular, la región auricular y la ventricular se completan al final de la quinta semana. Las válvulas auriculoventriculares se forman entre la quinta y octava semana, mientras que las semilunares lo hacen entre la quinta y novena semana

Artículos de interés

0 comentarios

Recibe actualizaciones en tu e-mail

Búsqueda personalizada

Suscríbete


Recibe nuevos artículos en tu correo

Síguenos en Facebook