Cavidades corporales


Las cavidades corporales son espacios del cuerpo que protegen, separan y dan sostén a los órganos internos. Huesos, músculos, ligamentos y otras estructuras separan las distintas cavidades corporales entre sí. La cavidad craneana está formada por los huesos del cráneo y contiene al cerebro. Los huesos de la columna vertebral (espina dorsal) forman el conducto vertebral (conducto espinal), que contiene la médula espinal. La cavidad craneana y la vertebral se hallan recubiertas por tres capas de tejido protector denominadas meninges.

Las principales cavidades corporales del tronco son la cavidad torácica y la abdominopelviana. La cavidad torácica (relativa al tórax) está formada por las costillas, los músculos del tórax, el esternón y la porción torácica de la columna vertebral. Dentro de la cavidad torácica se encuentra la cavidad pericárdica, un espacio lleno de líquido que rodea al corazón, y dos cavidades pleurales. Cada cavidad pleural rodea a un pulmón y contiene una pequeña cantidad de liquido.



La porción central de la cavidad torácica se denomina mediastino. Se encuentra entre los pulmones y se extiende desde el esternón hasta la columna vertebral y desde el cuello hasta el diafragma. El mediastino contiene todos los órganos torácicos excepto a los propios pulmones, lo que incluye el corazón, el esófago, la tráquea, el timo y grandes vasos sanguíneos. El diafragma es un músculo con forma de cúpula que separa la cavidad torácica de la abdominopelviana.

La cavidad abdominopelviana se extiende desde el diafragma hasta la ingle y está rodeada por la pared abdominal y los huesos y músculos de la pelvis. Como su nombre lo sugiere, la cavidad abdominopelviana está dividida en dos porciones, pese a que no hay ninguna pared que las separe.



La porción superior, la cavidad abdominal, contiene el estómago, el bazo, el hígado, la vesícula, el intestino delgado y la mayor parte del intestino grueso.

La porción inferior, la cavidad pelviana, contiene la vejiga, partes del intestino grueso y los órganos del sistema reproductor. Los órganos que se encuentran dentro de la cavidad torácica y la abdominopelviana se denominan vísceras.

Membranas de las cavidades torácica y abdominal


Una doble membrana serosa, delgada y suave, recubre las vísceras dentro de las cavidades torácica y abdominal y también delinea las paredes del tórax y del abdomen. Esta membrana serosa está formada por una hoja prieta que reviste las paredes de las cavidades, una hoja visceral que recubre y se adhiere a las vísceras contenidas en éstas. Entre ambas hojas hay un líquido seroso que disminuye el rozamiento, permitiendo que las vísceras se deslicen un poco durante los movimientos, por ejemplo cuando los pulmones se expanden y se desinflan durante la respiración.



La membrana serosa de las cavidades pleurales se denomina pleura. La pleura visceral se adhiere a la superficie pulmonar, mientras que la porción anterior de la pleura parietal recubra la pared torácica y la superficie superior del diafragma. Entre ambas hojas pleurales se encuentra la cavidad pleural, llena de una pequeña cantidad de líquido seroso. La membrana serosa de la cavidad pericárdica es el pericardio.



El pericardio visceral recubra la superficie cardíaca, mientras que el pericardio parietal tapiza la pared torácica. Entre ambos se encuentra la cavidad pericárdica. El peritoneo es la serosa de la cavidad abdominal. El peritoneo visceral recubre las vísceras abdominales, mientras que el peritoneo parietal se adhiere a la pared abdominal, recubriendo la superficie inferior del diafragma.

Entre ambos se encuentra la cavidad peritoneal. La mayoría de los órganos abdominales se encuentran en la cavidad peritoneal. Algunos se localizan entre el peritoneo parietal y la pared abdominal posterior; a estos órganos se los denomina órganos retroperitoneales. Algunos ejemplos son los riñones, las glándulas suprarrenales, el páncreas, el duodeno, el colon ascendente, el colon descendente y algunas porciones de la aorta abdominal y vena cava inferior.

Regiones y cuadrantes de la cavidad abdominopelviana




Para describid la localización de los numerosos órganos abdominales y pélvicos de manera más sencillas, los anatomistas y los médicos utilizan dos métodos para dividir la cavidad abdominopelviana en áreas más pequeñas.



El primer método consiste en trazar dos líneas horizontales y dos verticales a la cavidad, dividiéndola en nueve regiones abdominopelvianas. La línea horizontal superior, la línea subcostal, se traza en el borde inferior de la parrilla costal, a través de la porción inferior del estómago; la línea horizontal inferior, la línea intertubercular, se traza justo por encima de las espinas iliacas anteriores superiores.



Las dos líneas verticales, las líneas medioclaviculares derecha e izquierda, se trazan por el punto medio de cada clavícula, un poco por dentro de los pezones. Estas cuatro líneas dividen a la cavidad abdominopelviana en una región central de mayor tamaño y dos regiones derecha e izquierda más pequeñas. Los nombres de estas nueve regiones son el hipocondrio derecho, epigastrio, hipocondrio izquierdo, flanco derecho, región umbilical, flanco izquierdo, fosa iliaca derecha, hipogastrio y fosa iliaca izquierda.



El segundo método es más sencillo y divide la cavidad abdominopelviana en cuadrantes. Este método consiste en trazar una línea vertical y una horizontal a nivel umbilical o del ombligo. Los nombres de los cuadrantes abdominopelvianos son cuadrante superior derecho (CSD), cuadrante superior izquierdo (CSI), cuadrante inferior derecho (CID) y cuadrante inferior izquierdo (CII) Mientras que el método de las nueves regiones es más utilizado por los anatomistas, la división por cuadrantes es más utilizada por médicos para descubrir la localización de un dolor abdominal, una tumoración u otra anormalidad.

Artículos de interés

3 comentarios

  1. me responen esta pregunta:menciona el o organos que en ellan se alojan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Mira, en el artículo está todo, incluyendo los órganos que se ubican en cada cavidad corporal. Debes leer muy bien, o si te da pereza dale control+f y busca la palabra "órganos", y le vas dando "enter" para ir mirando los que se ubican en cada cavidad. NO realizamos el trabajo de los demás, solamente publicamos artículos con buena información.

      Como consejos: no tengas pereza a leer, y oblígate a ti mismo a hacer las cosas lo mejor que puedas. Adoptar esta actitud te servirá para toda tu vida.

      Eliminar

Recibe actualizaciones en tu e-mail

Búsqueda personalizada

Suscríbete


Recibe nuevos artículos en tu correo

Síguenos en Facebook