Riñones - Sistema urinario


Introducción

El sistema urinario está constituido por los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. En el abdomen solo se encuentran el riñón y la parte superior del uréter; la parte inferior de éste, la vejiga y la uretra son órganos pélvicos. Los riñones son los órganos que producen la orina, la cual es llevada por los uréteres hasta le vejiga donde se almacena hasta el momento de su evacuación a través de la uretra.







Riñones



Los riñones tienen forma de judía o de fríjol; están situados en el abdomen, ocupan una posición lumbar alta a cada lado de la columna vertebral, contra la pared abdominal posterior y por detrás del peritoneo, en el denominado espacio retroperitoneal y pesan aproximadamente entre 120 a 170g.





Cada riñón presenta una cara anterior y otra posterior, un borde lateral, convexo y otro medial escotado en su parte media, una extremidad superior y otra inferior. Posteriormente su parte superior queda protegida por la pared torácica y se relaciona con la cavidad pleural (receso costodiafragmático) por intermedio del diafragma; la parte inferior está protegida por los músculos de la pared abdominal posterior y del dorso. Por delante de cada riñón se relaciona con las vísceras abdominales: hígado, duodeno y flexura cólica derecha en el caso del riñón derecho; páncreas, bazo, estómago, colon transverso y asas intestinales en el caso del izquierdo. En la extremidad superior de cada riñón se encuentran las glándulas suprarrenales.





La cápsula fibrosa es el tejido fibroso que rodea el parénquima de cada riñón. La cápsula adiposa es la capa de tejido adiposo, casi fluido en el vivo, que rodea el riñón por fuera de su capsula fibrosa y que amortigua los desplazamientos del órgano durante los movimientos del cuerpo. Por su parte, la fascia renal es la condensación de la fascia subperitoneal que envuelve más externamente al riñón y forma una especie de celda dentro de la cual se localiza el riñón, ayudando con esto a mantenerlo en su sitio. A pesar de contraerse dentro de esta celda, el verdadero medio de sustentación del riñón es la presión intraabdominal. Cuando el riñón pierde esta sustentación puede caer.. Al descenso o caida del riñón se le conoce como ptosis renal. Esto ocurre más frecuentemente en la mujer por falta de tonicidad de los músculos abdominales.

Estructura macroscópica del riñón

Cuando se practica un corte frontal del riñón se puede observar su estructura macroscópica:

- El seno renal es la cavidad que presenta medialmente al riñón, donde se encuentra el hilio renal por donde pasan los vasos renales y la pelvis renal.

- El parénquima renal está dividido en corteza o córtex, situado superficialmente y médula, situada más profundamente, entr la corteza y el seno renal. La médula a su vez consta de unas 8 a 18 estructuras que por su forma se denominan pirámides renales. con el ápex dirigido hacia el seno renal y la base hacia la corteza. Los ápices de 2, 4 ó más pirámides se unen para formar una estructura redondeada llamada papila renal. En ella se encuentran los forámenes papilares por donde pasa la orina hacia los cálices menores. La parte de la papila perforada por estos forámenes se denomina área cribosa. Entre las pirámides, la corteza se extiende hasta el seno renal formando columnas renales.

En el seno renal se encuentran los cálices y la pelvis renal.

- El cáliz menor es la estructura tubular hueca donde penetran dos o tres papilas renales y es el que recibe la orina en primea instancia.

- El cáliz mayor se forma de la confluencia o reunión de varios cálices menores.

- La pelvis renal se forma de la confluencia de los dos o tres cálices mayores que tiene cada riñón. Esta se encuentra parte dentro del seno renal y parte fuerta de él, y se continua con el uréter.

Consideraciones clínicas

Cuando el riñón no puede eliminar la orina que forma, ésta se acumula en el parénquima y produce cientos o miles de bolsas o quistes llenos de orina. Esta condición, frecuentemente hereditaria, se conoce como riñón poliquístico. Si es congénito causa la muerte al nacimiento o poco después. Puede presentarse en el adulto y es el responsable de una lato porcentaje de los trasplantes de riñón. Por su parte, la hidronefrosis es la retención de orina dentro de la pelvis renal y los cálices debido a una obstrucción ureteral (como la producida por un cálculo renal) que lleva a que estas estructuras se dilaten.

Estructura microscópica del riñón

La estructura microscópica del riñón solo puede ser observada mediante preparaciones histológicas. La sangre que va a ser filtrada por el riñón llega por la arteria renal, la cual se ramifica dentro de él hasta dar lugar a las arteriolas aferentes que se capilarizan para formar los glomérulos; la sangre ya filtrada sale por la vena renal.







El nefrón o la nefrona es la unidad estructural y función del riñón y cada uno tiene cerca de un millón de ellas. Cada nefrón consta de:

- corpúsculo renal (de Malpighi): este consta, a su vez, de una especie de pequeño colador constituido por un ovillo de capilares arteriales llamado glomérulo renal, que es el encargado de filtrar la sangre, y de una cápsula renal (de Browman) que lo envuelve y es donde se recoge el filtrado glomerular. El glomérulo resulta de la capilarización de la arteriola aferente que penetre dentro de la cápsula; el glomérulo se reconstituye o reúne para formar una arteriola eferente, la cual sale del corpúsculo por el mismo sitio por donde penetra la arteriola aferente (polo vascular del corpúsculo).

- túbulo contorneado proximal: es un conducto tortuoso que se une a la cápsula renal por el extremo opuesto (polo urinario) al que se encuentran las arteriolas aferente y eferente.

- Asa renal (de Henle): es un conducto en forma de U o de herradura, continuación del túbulo contorneado proximal.

- túbulo contorneado distal: es otro conducto tortuoso, continuación del asa renal, que se sitúa cerca a su corpúsculo.

Del nefrón se ubican en la corteza el corpúsculo y los túbulos contorneados proximal y distal, en tanto que en las pirámides que forman la médula se encuentra el asa.

Los nefrones desembocan en los túbulos colectores, los cuales recorren tanto la corteza como la médula y existen unos 500 por cada riñón. De la confluencia de carios túbulos colectores se forman a nivel de la papila renal los conductos papilares que vierten la orina en los cálices menores a través de los forámenes papilares que se encuentran en el área cribosa de las papilas renales.





Consideraciones clínicas

La glomerulonefritis o inflamación de los glomérulos suele presentarse en las dos primeras décadas de la vida, 10 a 20 días después de un proceso infeccioso agudo. Una de las causas más comunes es la reacción alérgica a las toxinas producidas por bacterias estreptocócicas, especialmente en el curso de una faringitis; como resultado de esto los glomérulos se inflaman tanto que permiten la salida de células sanguíneas y proteínas por lo cual la orina contiene eitrocitos (hematuria) y gran cantidad de proteínas. El daño de los glomérulos puede ser permanente llevando a una insuficiencia renal crónica.

La uremia se presenta cuando hay insuficiencia renal por lo que en la sangre se encuentran componentes de la orina. Esto se remedia inicialmente con la hemodiálisis, hasta tanto se pueda realizar un trasplante renal.

Fisiología del riñón

La función de depuración o limpieza de la sangre la realiza el riñón mediante tres procesos que llevan a la eliminación de las sustancias que están en exceso en el plasma sanguíneo o que son productos de desecho del metabolismo.

1. Filtración glomerular: es el proceso que lleva a cabo el glomérulo a través del cual se filtra la sangre, es decir, componentes del plasma atraviesan la pared del glomérulo y de la cápsula; el líquido que se forma por este proceso y que es recogido dentro de la cápsula para luego progresar por el resto del nefrón se denomina filtrado glomerular. Cada minuto los riñones filtran 1200mL de sangre y se producen 125mL de filtrado glomerular. Esto significa que cada cinco minutos se filtra aproximadamente la totalidad del volumen sanguíneo de una persona.

2. La arteriola eferente que se forma de la reconstitución de los capilares glomerulares y emerge del corpúsculo renal, capilariza de nuevo y forma una red peritubular al rededor de las partes restantes del nefrón. Entre el filtrado glomerular que circula por los túbulos contorneados y el asa renal y la sangre que circula por la red de capilares peritubulares que los rodean, se realizan los otros dos procesos que consisten en un intercambio de sustancia entre uno y otro.

2.1 Resorción tubular: es el proceso de reabsorción por el cual las sustancias pasan del filtrado glomerular a la red capilar peritubular, con lo cual no se eliminan con la orina. Este proceso se realiza mediante mecanismos fisicoquímicos tales como la difusión (transporte de solutos a favor de un gradiente de concentración), el transporte activo (transporte de solutos en contra de un gradiente de concentración para lo cual se requiere enregía) y la ósmosis (paso de agua en contra de una gradiente de concentración). Por este mecanismo se reabsorbe agua, la mayor parte de los electrolitos (sodio, potasio, magnesio, calcio, cloruro y bicarbonato), glucosa, aminoácidos y ácido úrico.

2.2 Excreción tubular: es el proceso contrario por el cual sustancia que deben ser eliminadas con la orina, pero que no pasan a través del glomérulo, pasan de los capilares peritubulares al filtrado glomerular. Por este proceso se elimina el potasio, el ión hidrógeno y el amoniaco.

Son componentes normales de la orina el agua, algunos electrolitos que varían según la dieta, la urea que es su principal soluto, al cual le siguen otros desechos nitrogenados como el ácido úrico, el amoniaco y la creatinina, vitaminas hidrosolubles, enzimas, hormonas, un pigmento urinario llamado urocromo y otras moléculas orgánicas pequeñas. Pueden ser componentes anormales de la orina la glucosa (en caso de diabetes sacarina o mellitus), proteínas como la albúmina, sangre, cilindros y cálculos pequeños. En promedio la emisión diaria de orina es de 1mL/min, 1000 a 1500mL/día, aunque esto caría según la ingesta de agua. Su color normal se describe como amarillo ambar, su Ph es de 7,4 y la densidad promedio es de 1010.

El riñón secreta dos hormonas:

- Renina: aumenta la presión sanguínea.

- Eritropoietina: promueve la hematopoyesis y su ausencia, en caso de insuficiencia renal, produce anemia.

Artículos de interés

0 comentarios

Recibe actualizaciones en tu e-mail

Búsqueda personalizada

Suscríbete


Recibe nuevos artículos en tu correo

Síguenos en Facebook