Glándulas suprarrenales - Sistema endocrino


Las glándulas suprarrenales están situadas en la extremidad de cada riñón y su peso aproximado es de 5g. Constan de un córtex de color amarillo que corresponde a las tres cuartas partes de la glándula y una médula de color rojo oscuro por su rica vascularización.

La médula suprarrenal tiene origen ectodérmico (a partir de la cresta neural) y contiene unas células que por su alta afinidad por el cromo son llamadas células cromafines o feocromocitos; éstos producen y liberan a la circulación sanguínea catecolaminas (adrenalina o epinefrina y noradrenalina o norepinefrina). Los feocromocitos reciben inervación simpática, la cual es controlada por el hipotálamo.

Esta estimulación se produce especialmente en situaciones de alarma y tiene como respuesta un efecto simpaticomimético generalizado, de breve duración. Algunas de las respuestas son la taquicardia, el aumento de la presión sanguínea y de la irrigación de algunos órganos.

El feocromocitoma corresponde al tumor de la médula suprarrenal, el cual produce hipertensión arterial paroxística (paradójica porque no se sostiene en el tiempo).





La corteza suprarrenal tiene origen mesodérmico y consta de tres zonas que producen diferentes hormonas. Son éstas:

- Zona glomerulosa: se localiza debajo de la cápsula, en la periferia de la glándula, y consta de células que se acomodan a la manera de un racimo de uvas. Produce mineralocorticoides siendo la aldosterona el más importante.

Esta hormona mantiene el equilibrio hidroeléctrico ya que actúa a nivel de los túbulos renales promoviendo la reabsorción de sodio, con la consiguiente retención de agua, y la excreción de potasio e hidrógeno.

En caso de atrofia del córtex suprarrenal, por lo cual no se producen las hormonas corticosuprarrenales se presenta la Enfermedad de Addison, llamada también "enfermedad de bronce", que se caracteriza por la pigmentación bronceada del integumento, por hipotensión y debilitamiento que llevan a la postración y muerte de la persona si no se suministran las hormonas coricosuprarrenales.

- Zona fasciculada: ocupa una posición intermedia en la corteza y consta de células que se organizan a la manera de cordones. Produce glucocorticoides, de los cuales el más importante es el cortisol o hidrocortisona; ejercen control sobre el metabolismo de los carbohidratos y promueven la conversión de proteínas y lípidos en glucosa.

En caso de que un tumor de la corteza suprarrenal aumente la secreción de glucocorticoides se presenta el llamado Síndrome de Cushing que se caracteriza por una redistribución de la grasa con aparición de la "cara de luna", la "nuca de búfalo", obesidad del tronco y abdomen pendular con estrías cutáneas.

- Zona reticular: es la más profunda y queda en contacto con la médula. Está formada por células que se organizan a la manera de una red. Produce andrógenos. Un tumor cortical que afecte la zona reticular se manifiesta por el llamada"Síndrome suprarrenogenital" que se traduce en la virilización de la mujer o en el desarrollo de caracteres sexuales secundarios masculinos si es un niño.

Artículos de interés

0 comentarios

Recibe actualizaciones en tu e-mail

Búsqueda personalizada

Suscríbete


Recibe nuevos artículos en tu correo

Síguenos en Facebook