Glándula tiroidea y glándulas paratiroideas - Sistema endocrino


La glándula tiroidea está situada en la región del cuello, por delante de la tráquea y a los lados de ésta y de la laringe. Consta de dos lobos, derecho e izquierdo, unidos por el istmo; puede existir un lobo piramidal que asciende en dirección al hueso hioideo. Su peso es de 20 a 30g.

El folículo tiroideo es la unidad estructural de la glándula tiroidea. Tiene forma esférica y está constituido por células llamadas tirocitos. El folículo presenta una cavidad interna ocupada por una sustancia gelatinosa llamada coloide, el cual contiene una larga proteína yodada llamada tiroglobulina.

A los aminoácidos tirosina de esta proteína se incorporan los yoduros absorbidos y oxidados (yodados) por los tirocitos. Por el desdoblamiento enzimático de la tiroglobulina que llevan a cabo los tirocitos se forman las siguientes hormonas:






- Monoyodotirosina o MIT: consta de un aminoácido tirosina con un solo yodo.

- Diyodotirosina o DIT: consta de un aminoácido tirosina con dos yodos.

- Triyodotironina o T3: consta de dos aminoácidos tirosina, uno con dos yodos y el otro con uno.

- Tetrayodotironina o T4: consta de dos aminoácidos tirosina, cada uno con dos yodos.

De éstas solo son liberadas en la sangre la T3 y la T4 y son las hormonas que a nivel celular estimulan el metabolismo al incrementar el consumo de oxígeno y la producción de calor; son esenciales para el desarrollo físico y para la maduración del sistema nervioso central.

Por su parte, la hormona tiroestimulante (T.S.H.) es la que promueve la producción y liberación de las hormonas T3 y T4 lo que, a su vez, depende de los niveles sanguíneos en que se encuentran (retroalimentación negativa).

Cerca de los folículos se encuentran las células parafoliculares, células claras o células C que producen la hormona llamada calcitonina relacionada con el metabolismo del calcio pues es la encargada de reducir los niveles de calcio en la sangre, dado que promueve el depósito de este ión en los huesos.

El bocio es el agrandamiento de la glándula tiroidea, más frecuente en la mujer. Cuando es simple, eutiroidiano, no hay trastorno hormonal; puede ser endémico como el que se presentaba en las regiones carentes de yodo; puede acompañarse de hipertiroidismo, rara vez de hipotiroidismo. El hipertiroidismo se manifiesta con exoftalmia (ojos brotados), taquicardia y temblor.

El hipotiroidismo es responsable del retardo mental y físico del nio (cretinismo) o del mixedema, la caída del cabello, la hipotermia, la apatía y el metabolismo basal bajo que se presenta en el adulto.

Glándulas paratiroideas





Las glándulas paratiroideas son generalmente cuatro y se sitúan en la parte posterior de los lobos tiroides, dos a cada laso; su forma es ovalada con diámetro de unos 5mm. Pueden existir glándulas en sitios diferentes al normal (aberrantes). Los paratirocitos son las células que forman trabéculas o cordones interconectados en medio de los cuales está el tejido vascular; son los encargados de producir la hormona paratiroidea o paratohormona, cuyas funciones son:

- A nivel del intestino: promover la absorción del calcio proveniente de la dieta.

- A nivel renal: promover la absorción del calcio impidiendo que se pierda en la orina.

- A nivel de los huesos: promover la secreción o destrucción de éstos con la consiguiente liberación de calcio.

La suma de estas funciones tiene como efecto el aumento de la calcemia, el cual es el contrario al de la calcitonina. En caso de ablación o extirpación accidental de las glándulas paratiroideas en el curso de una tiroidectomía se presenta hipoparatiroidismo que tiene como consecuencia la hipocalcemia resultante de la aparición de tetania. Ésta se manifiesta por espasmos musculares, especialmente en la cara, el antebrazo, la mano, el abdomen y la laringe; esto último puede llevar a asfixia. En el caso contrario de hiperplasia o adenoma de las glándulas paratiroideas se presenta hiperparatiroidismo; la hipercalcemia resultante lleva a la excreción excesiva de calcio con la orina y a la calcificación de tejidos blandos. Esto se conoce como osteítis fibrosa quística generalizada.

Artículos de interés

0 comentarios

Recibe actualizaciones en tu e-mail

Búsqueda personalizada

Suscríbete


Recibe nuevos artículos en tu correo

Síguenos en Facebook