Tráquea y Bronquios - Sistema respiratorio


Tráquea



La tráquea es la continuación de la laringe. Es un tubo fibrocartilaginoso de unos 15cm de largo, cuya mitad superior se encuentra en el cuello y la mitad inferior en el tórax.

Desciende por delante del esófago y, a medida que desciende, se inclina un poco a la derecha en el plano mediano; se bifurca en el mediastino posterior, a nivel de TVI ó TVII, en bronquios principales derecho e izquierdo.

La tráquea conserva su estructura rígida debido a una serie de 16 a 20 cartílagos traqueales en forma de C, unidos por ligamentos anulares y completados atrás por una membrana que le permite al esófago acomodarse contra ella y distenderse durante la deglución.

La función de la tráquea es la de constituir un paso de aire desde y hacia los pulmones. Los cilios que presentan las células epiteliales de su túnica mucosa barren las secreciones y los cuerpos extraños hacia la laringe y de ésta a la faringe. La traqueostomía es la incisión de la tráquea y se practica, por ejemplo, para realizar una traqueostomía que es la introducción de un tubo temporal o permanente que permita el paso de aire.



Bronquios









Los bronquios principales derecho e izquierdo se extienden desde la bifurcación de la tráquea hasta el hilio del pulmón correspondiente. Al igual que la tráquea, las paredes bronquiales están reforzadas por anillos cartilaginosos en forma de C. El bronquio principal derecho es más ancho, corto y vertical que el izquierdo.

Los bronquios principales, a su vez, se dividen en bronquios lobares, éstos dan lugar a los bronquios segmentales, los que se dividen sucesivamente hasta dar lugar a los bronquios terminales. El pulmón derecho presenta bronquios lobares superior, medio e inferior que se distribuyen en los respectivos lobos.

Por su parte el pulmón izquierdo presenta bronquios lobares superior e inferior para los correspondientes lobos. De estos bronquios lobares se desprenden los bronquios segmentales, siendo 10 para el pulmón derecho y 9 para el izquierdo. Cada bronquio segmental se distribuye en un área del pulmón a la cual airea y que se conoce como segmento broncopulmonar.

La última ramificación de los bronquiolos es el bronquiolo respiratorio, el cual constituye la unidad respiratoria del pulmón dado que sus paredes ya no presentan cartílago y son suficientemente delgadas como para permitir el intercambio gaseoso.

El bronquiolo respiratorio consta de conductillos alveolares, cada uno de los cuales se ensancha en forma de saco alveolar en cuyas paredes se encuentran pequeñas dilataciones, los llamados alvéolos pulmonares. La pared de los alvéolos presenta un rico plexo de capilares alveolares; la sangre que circula por estos capilares intercambia CO2 y O2 con el aire inspirado.

Bibliografía:

Tórtora y Derrickson. Principios de anatomía y fisiología (onceava edición)

https://www.britannica.com

Artículos relacionados

Tráquea y Bronquios - Sistema respiratorio
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.

2 Comentarios

Tulis Comentarios
avatar
9 de enero de 2017, 10:56

Estimado Andy,deseo que me pueda aclarar una duda. Verá en la página que dedica a Tráquea y bronquios -Sistema respiratorio,en el aparartado de los bronquios, creo que el párrafo donde dice: los bronquios principales, a su vez, se dividen en bronquios lobares, éstos dan lugar a los bronquios segmentales, los que se dividen sucesivamente hasta dar lugar a los,,,,
Creo que falta algo, no?

Reply
avatar
9 de enero de 2017, 11:23

Hola. Sí, efectivamente y ya lo he corregido. De ahí continúa la derivación en bronquios terminales. En la imagen de más arriba del párrafo que mencionas puedes darte cuenta de la división de los bronquios.

Muchas gracias por hacerme caer en cuenta de lo que faltaba.

Reply