Paredes y músculos abdominales. Regiones del abdomen


INTRODUCCIÓN

El abdomen es la parte del tronco comprendida entre el tórax y la pelvis; está separado del primero por el diafragma torácico y se comunica ampliamente con la pelvis por la abertura superior de ésta, circundada por las líneas terminales de la pelvis. Sus paredes encierran gran parte del canal alimentario y del sistema urogenital.

En el abdomen se encuentra una gran bolsa serosa (formada por una membrana semejante a la pleura y al pericardio seroso) que delimita la cavidad peritoneal, dentro de la cual se insinúan las vísceras que forman la mayor parte del canal alimentario y sus glándulas anexas (el hígado y el páncreas). El espacio situado por detrás de esta bolsa, contra la pared abdominal posterior, es el espacio retroperitoneal que contiene los riñones y la parte abdominal del uréter, las glándulas suprarrenales, la aorta abdominal, la vena cava inferior, el plexo lumbar y la parte abdominal del tronco simpático.

Regiones del abdomen































Clínicamente el abdomen ha sido dividido en nueve regiones mediante dos planos horizontales, el plano subcostal y el plano transespinal anterior, y dos planos verticales, los planos medio inguinales derecho e izquierdo.

El plano subcostal se traza por la parte inferior del reborde costal, el transespinal anterior por ambas espinas iliacas anteriores superiores y el medio inguinal por la mitad de la distancia entre la espina iliaca anterior superior y la sínfisis púbica. Las regiones en que queda dividido el abdomen por estos planos y las vísceras que los ocupan son, respectivamente:

- Región hipocondríaca derecha o hipocondrio derecho: es la región superior derecha protegido por la pared torácica, ocupada por el hígado, la vesícula biliar, una parte del duodeno y la flexura cólica derecha.

- Región epigástrica o epigastrio: es la región superior intermedia situada entre ambos rebordes costales, ocupada por el estómago, el hígado y una parte del duodeno.

- Región hipocondríaca izquierda o hipocondrio izquierdo: es la región superior izquierda protegida por la pared torácica, ocupada por el estómago, el bazo, una pequeña parte del hígado y por la flexura cólica izquierda.

- Región lateral derecha o flanco derecho: es la región intermedia derecha ocupada por el colon ascendente.

- Región umbilical o mesogastrio: es la región intermedia mediana situada alrededor del ombligo, ocupada por la mitad inferior del duodeno, el colon transverso y por asas intestinales.

- Región lateral izquierda o flanco izquierdo: es la región intermedia izquierda ocupada por el colon descendente y por asas intestinales del yeyuno.

- Región inguinal derecha o fosa iliaca derecha: es la región inferior derecha ocupada por el ciego y el apéndice.

- Región púbica o hipogastrio: es la región inferior intermedia situada por encima del pubis, ocupada por el colon sigmoideo y asas intestinales del íleon.

- Región inguinal izquierda o fosa iliaca izquierda: es la región inferior izqueirda ocupada por la parte terminal del colon descendente e inicial del colon sigmoideo y por asas intestinales del yeyuno-íleon.

MÚSCULOS DEL ABDOMEN













El abdomen presenta una pared posterior formada internamente por los músculos cuadrado de los lumbos, que se extiende entre la cresta iliaca y la costilla XII, el psoas mayor que se sitúa a un lado de la columba vertebral y el iliaco que ocupa la fosa del mismo nombre en el ala del hueso ilion; por detrás de estos músculos se encuentran los del dorso. Por su parte la pared anterolateral está formada a cada lado por un músculo acintado y paramediano, el recto del abdomen, y tres músculos anchos superpuestos de la superficie a la profundidad: el oblicuo externo, el oblicuo interno y el transverso. Todos los músculos de la pared anterolateral del abdomen reciben su inervación de los nervios intercostales VII a XI, del subcostal y de los nervios iliohipogástrico e ilioinguinal que se originan en el plexo lumbar.

Los músculos del abdomen realizan las siguientes acciones:

- Oblicuo externo: inflexión lateral (inclinar el tronco hacia un lado en el plano frontal) y rotación heterolateral del tronco (girar el tronco hacia el lado contrario).

- Oblicuo interno: inflexión lateral y rotación homolateral del tronco (girar el tronco hacia el mismo lado).

- Transverso: compresión de la cavidad abdominal contribuyendo en forma principal a crear la presión intraabdominal que mantiene a las vísceras abdominales en su sitio.

- Recto: inflexión lateral y flexión del tronco. En esta última acción, que es la de inclinar el tronco hacia adelante en el plano sagital, participan los músculos oblicuos de ambos lados.

CANAL INGUINAL: El canal inguinal es el espacio o intersticio situado en la parte inferior de la pared abdominal anterior, formado por el paso del testículo durante su descenso hasta el escroto y ocupado por el funículo espermático. El equivalente de este último en la mujer es el ligamento terete del útero, un cordón fibroso que se desprende de los lados del útero y se va perdiendo en las paredes del canal y en los labios mayores del pudendo.

CONSIDERACIONES CLÍNICAS

Como consecuencia del proceso inflamatorio o infecciosos de una víscera abdominal superficial (peritonitis localizada) o de toda la cavidad peritoneal (peritonitis generalizada), los músculos de la pared abdominal anterolateral responden contrayéndose lo que se manifiesta por rigidez de la pared. La rigidez de toda la pared abdominal se denomina "abdomen de tabla" y es consecuencia de un "abdomen agudo".

Las hernias corresponden a la protrusión o salida de una víscera a través de un punto débil de la pared abdominal. Generalmente suelen herniarse las asas intestinales que son las vísceras más móviles de la cavidad abdominal y los sitios más frecuentes para la aparición de ellas es la región umbilical (hernias umbilicales) y la región inguinal (hernias inguinales).

Artículos de interés

2 comentarios

  1. Hola me gusto si el artículo esta muy bien explicado y detallado me sirvió para aclarar algunas dudas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Me alegra que te haya servido de algo la información expuesta en el artículo. Muchas gracias a ti por leer.

      Eliminar

Recibe actualizaciones en tu e-mail

Búsqueda personalizada

Suscríbete


Recibe nuevos artículos en tu correo

Síguenos en Facebook