Cráneo, mandíbula, articulación temporomandibular y músculos de la cabeza


INTRODUCCIÓN

La cabeza es la parte superior del cuerpo, separada del cuello por la base del cráneo y el borde inferior de la mandíbula. Consta del cráneo y de la cara, separados por una línea que une la raíz de la nariz con el ápex del proceso mastoideo. El cráneo contiene el encéfalo, las meninges, el oído, los nervios craneales y los vasos sanguíneos que irrigan el contenido de la cavidad craneal. La cara comprende los ojos, la nariz, la cavidad oral y los músculos faciales, con los vasos y nervios que se distribuyen en ella.

CRÁNEO















El esqueleto de la cabeza está formado por el cráneo y la mandíbula unidos por las articulaciones temporomandibulares. El cráneo es la parte superior del esqueleto axil y está constituido por 21 huesos íntimamente unidos por suturas; con la mandíbula y los 6 osículos auditivos suman 28 piezas óseas.

Presenta una parte superior convexa, la calvaria, cuyo punto más alto es el vértice, e inferiormente presenta la base; la parte anterior corresponde a la frente y la lateral a la témpora.

Para su estudio se lo debe orientar espacialmente colocando sobre el mismo plano horizontal los bordes inferiores de las órbitas y los bordes superiores de los poros acústicos externos.

Externamente el cráneo puede ser observado desde arriba (vista o norma superior), desde adelante (vista anterior o norma frontal), desde atrás (vista posterior o norma occipital), desde un lado (vista o norma lateral) y desde abajo (base externa). Internamente se pueden estudiar la calvaria y la parte superior de la base o base interna.

Parte externa del cráneo

Huesos del cráneo: frontal, occipital, esfenoidal, etmoidal, parietales y temporales.

Huesos de la cara: nasales, maxilas, cigomáticos, lagrimales, palatinos, conchas nasales inferiores, vómer y mandíbula





MANDÍBULA

La mandíbula constituye el esqueleto a la parte inferior de la cara y se articula con el hueso temporal del cráneo constituyendo la articulación temporomandibular; participa en los movimientos de la masticación y en los de la articulación de palabras.

Cara externa: cuerpo, ramos, arco alveolar, foramen mental, proceso coronoideo, proceso condileo con su cabeza y cuello, incisura, ángulo.

Cara interna: Espina mental, foramen mandibular, língula.





ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR (ATM)

Es de tipo sinovial condílea y se presenta una a cada lado de la cabeza, funcionando las dos al unisono, como una sola unidad. Las superficies articulares son la fosa mandibular del cráneo y el tubérculo articular que se sitúa por delante de ésta, así como el cóndilo o cabeza de la mandíbula. Entre las superficies articulares se encuentra un disco articular que se desplaza conjuntamente con la mandíbula.







Los movimientos de esta articulación son:

- Depresión: cunado la mandíbula baja, como al abrir la boca.

- Elevación: cuando la mandíbula sube, como al cerrar la boca.

- Protracción: también llamada protrusión y es el desplazamiento de la mandíbula hacia adelante de manera que los dientes inferiores se sitúan por delante de los superiores.

- Retracción: cuando la mandíbula se desplaza hacia atrás después de haber sido protuida.

- Diducción: Es el desplazamiento lateral de la mandíbula que la lleva a uno y otro lado.

"la masticación es la suma de todos estos movimientos".

MÚSCULOS DE LA CABEZA



Los músculos de la cabeza se agrupan en músculos de la cara, del escalpo o cuero cabelludo y de la masticación. El músculo del escalpo es el músculo epicráneo que presenta tres vientres musculares dispuestos anterior, posterior y lateralmente; son éstos los vientres occipitofrontal y temporoparietal inervados por el nervio facial.

Los músculos de la cara (músculos faciales o de la mímica) son músculos cutáneos que tienen una inserción móvil en la dermis y también reciben su inervación del nervio facial; se agrupan alrededor de los orificios de la cara para actuar sobre las pálpebras o párpados, sobre la nariz y sobre los labios.



Los músculos de la masticación tienen su origen en el cráneo, su inserción es en la mandíbula y están inervados por el nervio mandibular (tercera rama del nervio trigémino); corresponden a los músculos temporal, masetero, pterigoideos medial y lateral.





Acciones o funciones de los músculos de la cabeza

- Frontal: eleva los supercilios o cejas y arruga transversalmente el integumento de la frente produciendo una expresión de sorpresa.

- Orbicular del ojo: su parte palpebral cierra suavemente las pálpebras o párpados como al pestañear o durante el sueño; su parte orbitaria, más periférica, produce el cierre enérgico de los párpados como en la acción de guiñar el ojo o para protegerlo como sucede con el reflejo corneal.

- Orbicular oral: cierra los labios, los lleva hacia adelante y los frunce como en la acción de besar.

- Buccinador: aplica las bucas o mejillas contra los dientes y los arcos alveolares como en la acción de silbar y soplar. Durante la masticación impide que el alimento discurra por las comisuras de los labios.

- Cigomático mayor: tracciona el ángulo oral hacia arriba y hacia atrás produciendo la expresión de risa.

- Masetero: es elevador u protractor de la mandíbula.

- Temporal: es elevador y retractor de la mandíbula.

- Pterigoideo medial: es elevador y protractor de la mandíbula.

- Pterigoideo lateral: es depresor, protractor y diductor de la mandíbula.

"De los cuatro músculos de la masticación, tres se emplean para mantener la mandíbula elevada y la boca cerrada. Durante el sueño la relajación de estos músculos lleva a que la mandíbula descienda y la boca se abra.

Artículos de interés

0 comentarios

Recibe actualizaciones en tu e-mail

Búsqueda personalizada

Suscríbete


Recibe nuevos artículos en tu correo

Síguenos en Facebook