Características tejido nervioso


Está constituido por las células que cumplen la función propia de este tejido, es decir, las neuronas y un conjunto de células que cumplen variadas funciones y se denominan células gliales o neuroglías. Estas últimas ocupan el espacio entre las neuronas por lo que constituyen un tejido de sostén, y se clasifican según su morfología y función en astrocitos (contribuyen a formar la barrera hematoencefálica), oligodendrocitos (forman la vaina de mielina de las neurofibras del sistema nervioso central), ependimocitos (tapizan las paredes de los ventrículos cerebrales y del canal central de la médula espinal) y microglías (tiene función fagocitaria).

NEURONA



Consta básicamente de un cuerpo o soma y de prolongaciones que son el axón y las dendritas, todo rodeado por la membrana citoplasmática. La longitud del axón varía desde menos de 1 milímetro hasta más de 1 metro. El diámetro también varía y, entre más grueso sea el axón, mayor será la velocidad de conducción del impulso nervioso.

Según el número de prolongaciones que presenta, una neurona se clasifica como:

- Unipolar: la que presenta una sola prolongación; ésta se encuentra en el sistema nervioso en desarrollo.

- Bipolar: la que presenta dos prolongaciones situadas en puntos opuestos del soma celular. A este tipo pertenecen las neuronas sensoriales de la retina y de la mucosa olfatoria.

- Seudounipolar: la que presenta una sola prolongación que a cierta distancia del cuerpo celular se divide en dos; la prolongación periférica inerva al receptor y la prolongación central penetra al sistema nervioso central. A este tipo pertenecen las neuronas sensoriales que se ubican en los ganglios de los nervios craneales y espinales.

- Multipolar: la que presenta muchas prolongaciones; una es el axón y las demás son dendritas. Ésta se localiza en la médula espinal y en el encéfalo.

La neurona es uninucleada y el núcleo ocupa una posición central dentro del soma o cuerpo de la neurona. En este se encuentran también unos gránulos basófilos ricos en ARN llamados gránulos de Nissi (sustancia tigroide). Tanto el cuerpo como las prolongaciones citoplasmáticas presentan estructuras fibrilares llamadas neurofibrillas y neurofilamentos.

El axón, en el caso de las neuronas motoras, o la prolongación periférica, en el caso de la neurona sensorial, puede estar rodeado por una vaina de mielina que es una sustancia grasosa, inerte, que se interrumpe a intervalos formándose una especia de constricción sobre la fibra nerviosa. La célula que al enrollarse varias veces sobre la fibra nerviosa y al fusionar las capas de su membrana citoplasmática forma mielina en el sistema nervioso periférico se denomina célula de Schwann o neurolemnocito.

La célula que se encarga de hacer lo anterior, pero a nivel del sistema nervioso central, es el oligodendrocito. Las constricciones estrechas donde la fibra nerviosa carece de mielina se conocen como nodos de la neurofibra o nodos de Ranvier. Las fibras que contienen abundante mielina y son de color blanco se denominan mielinadas o mielínicas y las que contienen poca mielina y son de color gris se llaman amielinadas o amielínicas; estas últimas abundan en el sistema nervioso autónomo. Debido a que en las fibras mielinadas el impulso eléctrico salta de un nodo a otro (impulso saltatorio), la velocidad de conducción de éstas es mucho mayor que en las no mielinadas.

En el sistema nervioso periférico las células de Schwann, además de formar la mielina, le forman a la fibra nerviosa una envoltura celular situada por fuera de la capa de mielina llamada neurolema, la cual representa la parte restante de la célula con todas sus organelas citoplasmáticas. El neurolema permite la regeneración de la fibra nerviosa pues cuando una fibra de este tipo es seccionada, las células de Schwann proliferan y restablecen la continuidad de la envoltura celular, por lo que se forma una especie de túnel dentro del cual el extremo proximal de la fibra nerviosa crece hasta alcanzar el extremo distal. Los nervios como los del sistema nervioso central que carecen de neurolema no pueden regenerarse una vez seccionados.

MECANISMO DE LA SINAPSIS

A través de su axón una neurona puede establecer comunicación con otra neurona o con una fibra muscular. A esta comunicación se de le denomina sinapsis y se clasifica según la estructura con que se haga la conexión (axodendrítica, axosomática, axoaxónica, axomuscular). Las sinapsis pueden ser eléctricas o químicas y en el cuerpo humano la mayoría son de estas últimas.

Las ramificaciones del axón terminan en un extremo abultado llamado botón terminal donde se localizan las vesículas sinápticas que contienen en su interior el neurotransmisor. Cuando el impulso eléctrico viaja por el axón en la manera de potenciales de acción y llega hasta el botón terminal, le cambia la permeabilidad a la membrana presináptica con lo cual se libera el neurotransmisor a un espacio llamado hendidura o fisura sináptica.

Por su parte la membrana postsináptica presenta sitios llamados receptores que le permiten reconocer a cada neurotransmisor y captarlo en forma específica. Cuando el neurotransmisor es captado por la membrana postsináptica le cambia la permeabilidad, sea a la neurona sea o a la fibra muscular, y el impulso eléctrico se propaga por ellas. El neurotransmisor liberado a nivel de la sinapsis con la fibra muscular esquelética es la acetilcolina y el resultado del estímulo producido es la contracción muscular. Para que la neurotransmisión cese, el neurotransmisor liberado a la fisura sináptica debe ser degradado por una enzima que, en el caso de la acetilcolina, es la acetilcolinesterasa.

Artículos de interés

2 comentarios

  1. Respuestas
    1. Hola. Lo siento pero no sé que significa "petear". Trata de utilizar verbos que no se relacionen de forma exclusiva a la jerga de un país o población más pequeña.

      Eliminar

Recibe actualizaciones en tu e-mail

Búsqueda personalizada

Suscríbete


Recibe nuevos artículos en tu correo

Síguenos en Facebook